Entradas

ENTRADA DESTACADA

Las necias ilusiones - Capítulo 20 y último - Las ilusiones conseguidas

Imagen
La situación era algo tensa por parte de Ada  y excitación y deseo por parte de Brendan .  Mientras estuvieron hablando de ese encuentro, todo parecía muy sencillo, pero cuando llegó el momento fue más difícil romper el hielo.  Era la primera vez que él estaba en su casa, ni siquiera tendría el recurso de "una copa", mientras entraban en ambiente, y ella, al parecer, estaba nerviosa, algo que él comprendió en el acto.  Por tanto, sería él quién debía  llevar el mando de la situación.  Daría rienda suelta a sus sentimientos, a lo que verdaderamente sentía por ella, después vendría todo lo demás.

- Entiendo que estés nerviosa.  Ha sido, quizá demasiado precipitado todo.  Si lo deseas me marcho
-- No, no. Quédate, sólo que ha sido todo muy rápido y necesito hacerme a la idea de todo ésto.
- Como quieras.  No deseo que estés incómoda, sino que te relajes y todo será más sencillo. Sabes lo que va a ocurrir después, sabes que no estamos aquí sólo para charlar. ¿ Eres consciente d…

Las necias ilusiones - Capítulo 19 - Un proyecto

Imagen
Cuando se reunieron de nuevo, el rostro de Ada había cambiado por completo, y él lo apreció nada más verla.  Había vuelto a tener la luz que al principio de trabajar con él tenía. Sonreia con facilidad y fue ella quién le beso al encontrarse de nuevo.  Brendan no salía de su asombro.  En tan poco tiempo había experimentado un gran cambio en su ánimo; ya no era la chica triste que encontró cuando se vieron y eso le llenó de satisfacción.

- ¿ Qué tal todo ? - le preguntó él
- Bien, muy bien.  Me han dicho que me quede hasta el fin de semana, y yo he dicho que si.  Creo que debes regresar a Londres:  la empresa está sin la mano dura que la dirije.  Yo saldré el mismo sábado para reunirme contigo.
- No, ni hablar.  He dicho que me quedo contigo y así lo haremos. Si fui capaz de estar en Pais una semana ¿cómo no voy a serlo ahora y permanecer a tu lado?  Te siento como un pajarillo que se escapa al abrir la mano.  Esa sensación es la que yo tengo.  Creo que si me voy no volveré a verte
- …

Las necias ilusiones - Capítulo 18 - El futuro

Imagen
Pero Ada no podía reprimir la emoción y comenzó a llorar quedamente.¡  Se estaba tan bien entre sus brazos !  ¡ Había soñado con eso tantas veces!  Y ahora él estaba allí.  Al verla llorar, se levantó del asiento y se postró de rodillas frente a ella, secando con sus manos las lágrimas que corrían por sus mejillas.   Apenado la dijo:

- No mi amor.  Por favor no llores por mi. Te quiero y no deseo volver a hacerte sufrir.  Ahora todo irá bien, ya lo verás.

Y cesó poco a poco en su llanto, y ella a su vez acariciaba la cara de él.  Y sonrió al verle de rodillas como un antiguo romántico.  Nunca le hubiera imaginado con esa imagen, él tan mujeriego, tan estricto con su vida privada estaba ahora ante ella secándola el llanto con inmensa ternura.  En el fondo creyó que todo ese carácter seco y distante que demostraba, no era más que una fachada para protegerse, porque nunca había experimentado el amor verdadero hacia otra persona, sino que tenía unas falsas y necias ilusiones de que nunca…

Las necias ilusiones - Capítulo 17 - Todo sobre la mesa

Imagen
No sabía cómo empezar a hablar.  Ni uno ni otro sabían cómo, pero necesitaban hacerlo. Brendan comenzó lentamente, algo emocionado, porque en esa conversación se definía su futuro como hombre.  Ya tenía una edad como para pensar en formar un hogar, pero lo deseaba con ella, solamente con ella.

La miró a los ojos y tomando sus manos, depositó un beso en ellas.  Las palabras se le atragantaban en la garganta .  Quería hablar, pero al mismo tiempo tenía miedo;  quería ser claro y sincero con , pero quizá le contara cosas que a ella le hicieran daño, algo que no quería por nada del mundo.

- Vas a tener que ayudarme, porque lo cierto es que no se por dónde empezar.  Lo primero que necesito saber es el porqué de tu renuncia. ¿ Hice algo que te molestó ? Has de ser sincera conmigo, duela lo que duela y pese a quién pese.  Esta conversación es demasiado trascendental para mi vida y no deseo dejar nada que pueda salir en un futuro.  Ahora es el momento de aclararlo todo. Así que empieza por d…